Luz Pulsada para tratar el acné

Gracias a la tecnología de Luz Pulsada , podemos tratar el acné inflamatorio moderado en un mes. La Luz Pulsada consigue, rápidamente, resultados excelentes sin efectos secundarios, dolor o foto-sensibilización.

La Luz Pulsada  de alta intensidad penetra en el tejido alcanzando con precisión a las bacterias causantes del acné. Cuando penetra en la piel, la Luz Pulsada desencadena una reacción química en que las porfirinas endógenas, moléculas anilladas que se encuentran en todos los organismos vivos, son atacadas, destruyendo la bacteria, deteniendo el acné y su origen. El resultado es el de un aclaramiento extenso del acné en varias sesiones.

La ventaja de la Luz Pulsada  sobre la mayoría de los tratamientos convencionales (la aplicación de agentes tópicos como lociones o cremas que irritan la piel y no reducen la bacteria, la utilización de los antibióticos durante largos períodos de tiempo con los consiguientes efectos secundarios, el uso de algunos fármacos para el acné que se asocian con efectos secundarios severos…) se ha puesto de manifiesto ya que se ajusta mejor que cualquier método convencional, sin efectos secundarios o incapacitación. La eficaz y cómoda Luz Pulsada  trabaja rápida y minuciosamente para destruir la bacteria, destruyéndola sin dejar que prolifere.

Los cuidados posteriores, hay que evitar recibir el sol directamente, el mejor tiempo para este tipo de tratamientos es Otoño e Invierno cuando el sol baja su intensidad, si o si hay que usar bloqueador solar permanentemente,

El numero de sesiones, hay que determinarlo según evaluación.

TAMBIEN TE PODRÍA INTERESAR: