Tratamiento corporal - Ondas de Choque

La Terapia de Ondas de Choque es un dispositivo multidisciplinario utilizado en ortopedia, fisioterapia, medicina deportiva, urología y medicina veterinaria. Sus principales beneficios son el rápido alivio del dolor y restauración de la movilidad. Esto, aunado a ser una terapia no quirúrgica, sin necesidad de analgésicos, hace que sea una terapia ideal para acelerar la recuperación y curar diversas indicaciones que causan dolor agudo o crónico.

Ondas de Choque

La Onda de Choque es una onda acústica que lleva mucha energía a los puntos dolorosos y tejidos mioesqueletales con condiciones subagudas, subcrónicas y crónicas. La energía promueve la regeneración y procesos reparativos de los huesos, los tendones y otros tejidos blandos.

Tratamientos Físico: Lesión deportiva, Rehabilitación (también diabetes), Alivio del dolor (crónico), Lesiones corporales.

Indicaciones típicas: Tendinitis del hombro (con o sin calcificación), Bursitis del hombro, Epicondilitis Lateral y Medial, Tendinitis Patelar, Bursitis trocantérica, Tendinitis de Aquiles, Fascitis plantar (con o sin espolón de talón), Dedo disparador, Dolor de espalda inferior (de origen muscular), Puntos de activación ("nudos musculares").

Belleza: Celulitis, Estría, Tejido conectivo, Reafirmar y adelgazar, Asistencia en el tratamiento de la criolipólisis, Asistencia al tratamiento de la cavitación, Tratamiento auxiliar para la lipolisis láser.

Urológico: Tratamiento efectivo e indoloro de la disfunción eréctil.

Efectos Medicos

Nueva Formación de vasos sanguíneos

El flujo de nutrientes en la sangre es necesario para iniciar y mantener los procesos de reparación de la estructura del tejido dañado. La aplicación de ondas acústicas crea micro-rupturas capilares en el tendón y hueso. Debido a las micro-rupturas, la expresión de factores de crecimiento se incrementan significativamente. Como resultado de esto los nuevos vasos sanguíneos mejoran el suministro y la oxigenación de la zona tratada y estimula por ende una curación más rápida.

Reversión de la inflamación crónica

La inflamación crónica, puede dañar el tejido sano cuando esta es prolongada y resulta en dolor crónico. Las ondas acústicas ayudan a aumentar la actividad de los mastocitos, uno de los componentes clave del proceso inflamatorio. La activación es seguida de la producción de quimiocinas y citocinas que mejoran el proceso curativo y regenerativo.

Estimulación de producción de colágeno

La Terapia de la Onda de Choque acelera la síntesis de procolágeno. Obligando a las fibras recién creadas de colágeno a volverse más densas, rígidas, creando una estructura más firme

Disolución de fibroblastos calcificados

Cuando ocurren micro-desgarros u otros traumas en el tendón se produce una acumulación de calcio que las Ondas acústicas rompen. La terapia de Ondas de Choque inicia una descalcificación bioquímica, que luego será eliminada por el sistema linfático.

Dispersión del mediador del dolor “Sustancia P”

La sustancia P es un neuro-péptido que actúa como neurotransmisor entre la información del dolor y las fibras C. Se asocia al dolor intenso y crónico. Por lo que la reducción de esta sustancia ayuda a inhibir el desarrollo de los edemas inflamatorios y reduce así el dolor. Las Ondas de Choque disminuyen la sustancia P y alivian el dolor gatillo.