La Auriculoterapia

cavitacion


Una técnica de la medicina china que consta de más de 5.000 años de antigedad, consiste en estimular puntos reflejos de la oreja, que activan los meridianos energéticos responsables de distintas funciones corporales, es posible así reorganizar la energía que circula por el cuerpo para devolver la vitalidad perdida. Son 140 puntos de acupuntura que se estimulan mediante semillas vegetales, cuarzos o esferas de metal, de acuerdo a un mapa específico de la oreja, su forma representa la posición del feto invertida.

Actualmente, cuando se habla de auriculoterapia lo más conocido son los tratamientos para el control de la ansiedad, para bajar de peso. En estos casos se logra una reducción de la ansiedad y además se consiguen mejorar otras funciones corporales de excreción, circulación, hormonales, hepáticas y renales. Según sea necesario en cada paciente. La técnica equilibra el sistema digestivo y hormonal, trabajando el metabolismo y la fuerza de voluntad.

Este tratamiento nos puede ayudar a bajar hasta 6 kilos al mes. De todos modos, hay que tener en cuenta factores determinantes como la edad, sexo, herencia, genética, hábito alimenticio, actividad física, factores hormonales, etc.

Sin embargo, para lograr una efectiva reducción de peso, este tratamiento requiere la adquisición de nuevos hábitos alimenticios, relacionados con los horarios, qué se come y cómo se come. Por lo que el tratamiento lleva añadida la dieta china correspondiente. Un tratamiento o ciclo para trabajar un síndrome durara 10 sesiones.

Dolores de cabeza, migrañas, estrés, trastornos del sueño, lumbago, ciática, dolores crónicos, depresiones, problemas hormonales, digestivos, renales, hepáticos y diferentes afecciones del sistema nervioso central son algunas de las problemáticas de salud que trabaja esta terapia complementaria. Por tanto, la auriculoterapia resurge como una buena alternativa que evita el uso de drogas y sustancias peligrosas, sobre todo para tratar padecimientos de tipo nervioso, y articulares.

Contraindicado en periodo de menstruación, embarazo, en caso de arritmias, marcapasos, cardiopatías, hipertensión grave y en personas con deficiencia inmunológica.